Comportamiento - El Triunfador
PragmaticAgileCoach

Emociones Limitantes

Coach, en este artículo me gustaría ayudarte desde mi experiencia, a cómo deberías enfrentarte a una emoción que pueda limitar a tu cliente en la consecución de su objetivo. Los pasos más importante que me gustaría remarcar són:

  1. Identificación de emociones
  2. Aceptación de las emociones
  3. Expresión de las emociones
    1. Ira / Rabia
    2. Culpa / Resentimiento
    3. Miedo
    4. Tristeza
  4. Valoración de la emoción
  5. Gestión de la emoción

Coach, es importante que le des un repaso al concepto de Inteligencia Emocional. La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer nuestras propias emociones, y de administrarlas dentro de nosotros. Es la habilidad para controlar y regular las emociones y usarlas para guiar el pensamiento y la acción.

Identificación de emociones

Coach, tu objetivo en este sentido es que tu cliente pueda verbalizar todo aquello que no conoce, de esta forma le ayudará a disminuir su ansiedad, o estrés que dicho desconocimiento le genera.

A veces un cliente viene con frases tan abstractas como, “no sé que me pasa pero..”, donde una posible opción sería “”ante esto que no sabes que te pasa qué nombre le darías?”. Es importante que ante eso qué le ocurre, lo pueda definir con exactitud, y que pueda ser observador de su emoción.

Coach, tienes que conocer lo que es una emoción primaria y secundaria. Por ejemplo las necesidades primarias son las que vienen dentro del ser humano por defecto, como el miedo, ira, alegría, sorpresa, tristeza, asco, vergüenza, y amor.

Debido a la educación que nos han dado, muchas veces enmascaramos una emoción primaria debajo de otra secundaria, por ejemplo la falsa alegría, envidia, etc. Como Coach tienes que intentar a través de las preguntas llegar de esa emoción secundaria a la primaria.

Aceptación de las emociones.

Las emociones se disparan siempre por un evento, y tú como Coach tienes que acompañar a tu cliente a indagar, investigar en las razones de la misma.

Revisar críticamente la emoción, supone investigar junto al cliente la validez de sus opiniones, los datos que la fundamentaron, sus estándares, distinguir hechos y opiniones, con el fin de que se transforme en un observador diferente.

Expresión de las emociones

Que el cliente exprese la emoción (lloro, ira, miedo, etc) en su cuerpo, ayuda a una mayor conexión con la misma, un mayor conocimiento, y se evita “somatizar”, que es la expresión física del malestar psicológico.

Valoración de la emoción

Revisar cómo esa emoción afecta a la consecución del objetivo para saber si potencia o limita.

Gestión de la emoción

Cada emoción tiene una demanda específica, al evitar el desafío la emoción se estanca, al resolver el desafío la emoción fluye y posibilita recuperar un estado de paz interior.

Herramientas para trabajar las Emociones

Ira / Rabia

La irá es la ofensa degradante contra mí o los míos.

  • Variantes: Enojo, furia, indignación, odio, violencia.
  • Historia: Algo malo pasó y no debería haber sucedido. Hay un límite que el observador entiende que ha sido transgredido.
  • Oculta: Debajo se puede encontrar la tristeza.
  • Emoción: Se prepara para la lucha o la huida y aparece para que se pongan límites.
  • Gestión: Permitir su expresión y luego indagar sobre el problema que lo provocó.
  • Secundarias: Falsa alegría, ansiedad, falsa tristeza, culpa.

Técnica de toma de conciencia

El objetivo de esta técnica, es la de gestionar la emoción a través de la toma de conciencia y de la autogestión. Coach invita a tu cliente a que evoque una situación pasada que le genere ira o rabia, hasta un grado de intensidad muy alto. En ese momento puedes utilizar preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué sucede ahora?
  • ¿Qué haces ahora?
  • ¿Qué sientes ahora?
  • ¿Qué piensas ahora?
  • ¿Qué es lo que ha ocurrido y que ha generado dicha emoción?
  • ¿Qué hechos demuestran que lo que has interpretado/pensado es cierto?
  • ¿Qué hay de tí en esa interpretación?
  • ¿Qué creencias han podido influir en haber pensado eso?
  • ¿Cómo te encontrabas anímicamente en dicho momento?
  • ¿Con un estado de ánimo mayor ¿Hubieras interpretado lo mismo?
  • ¿Qué otra interpretación más positiva hubiera también sido posible?
  • ¿Qué hechos avalarían dicho pensamiento?
  • ¿Cómo te hubieras sentido si no hubieras pensado eso?
  • ¿Cómo te habrías comportado?
  • ¿Qué resultados habrías conseguido?
  • ¿Qué diferencia habría ocurrido con lo que realmente ocurrió?
  • ¿Qué te hubiera gustado que ocurriera?
  • ¿Qué beneficios hubiera tenido para ti, ese nuevo comportamiento?
  • ¿Y en quién más hubiera repercutido ese nuevo comportamiento y de que manera?
  • ¿De quién depende pensar una u otra opción?
  • ¿Qué eliges para tí y para los tuyos?
  • ¿Qué has aprendido de esto?
  • ¿Cómo lo vas a integrar en tí?

Preguntas para gestionar esta emoción

A parte de las anteriores te dejo algunas preguntas que te podrían ayudar en la gestión de la Ira-Rabia:

  • ¿Qué pasó?
  • ¿Cuál fue la situación?
  • ¿Que es lo que te enoja?
  • ¿Qué perjuicio sufriste?
  • ¿Como te afectó?
  • ¿Cuál fue el límite quebrado o transgredido?
  • ¿Qué valor, norma, o expectación fue quebrada?
  • ¿Que evidencia o datos fundamentan tu opinión?
  • ¿Por qué ese valor es importante para ti?
  • ¿Cómo podrías expresar productivamente tu enojo?
  • ¿Qué preparación necesitarías?
  • ¿Qué tendría que ocurrir para recuperar tu estado de paz?
  • ¿Qué acciones podrías asumir responsablemente para lograrlo?

Culpa / Resentimiento

Es el enojo, la rabia o la ira con uno mismo.

  • Historia: La historia que hay detrás tiene que ver con que uno transgredió sus propios límites que provocó consecuencias no deseadas “he hecho algo malo”.
  • Corporalmente: Corporalmente es una emoción asociada a lo auditivo (escuchamos el auto reproche o el reproche del otro). La vergüenza esta más asociada a lo visual (expuesto a la mirada del otro)
  • Emoción: la culpa se identifica cuando la persona dice “debería” o “tengo que”, que ponen presión al ser humano.
  • Gestión: Los pasos que se suelen seguir con esta emoción son:
    • Tomar conciencia de su utilización.
    • Identificación de su procedencia.
    • Qué necesidad está cubriendo.
    • Comprobar su validez (¿Realmente deberías…).
    • Transformarla en otra opción que te haga sentir bien.
    • Cambiar los “Debería”, por los “Quiero” y los “Tengo que” por “Voy a”.
  • Ejercicio de la culpa:
    • Recuerda un momento en que te hayas sentido culpable.
    • ¿Qué hiciste? (hechos reales)
    • ¿Qué aspectos de tu auto imagen dañaste con ello?
    • ¿Hay algo que puedas hacer al respecto?
    • ¿Cómo puedes resolver la culpabilidad que sientes?

Preguntas que puedes usar para el sentimiento de culpa

Coach te dejo algunas preguntas que te podrían ayudar:

  • ¿Cuál fue la situación?
  • ¿Ante qué sientes eso?
  • ¿Que te remuerde?
  • ¿Qué perjuicio causaste?
  • ¿A quién?
  • ¿Qué valor, norma o límite consideras que transgrediste?
  • ¿Por qué este límite es importante para ti?
  • ¿De dónde viene?
  • ¿Dónde lo aprendiste?
  • ¿Cómo afectó al otro?
  • ¿Qué reparación podrías ofrecer?
  • ¿Hay algo que te impida hacerlo?
  • ¿Qué necesitarías que pase para perdonarte?
  • ¿Qué acciones podrías desarrollar en este sentido?

El Resentimiento

El resentimiento es el enojo, la rabia o la ira con los demás.

  • Gestión: La gestión se suele realizar de la siguiente manera
    • Aceptar a las personas, no a las expectativas que se tiene de ellas.
    • Gestionar el perdón. Entender, aceptar, y perdonar.
    • Flexibilizar la imagen que se tiene de los demás.
  • Preguntas que puedes realizar: Mismas preguntas que se harían con la emoción de la culpa, pero focalizadas en terceras personas.

Miedo

Peligro físico real o inminente, concreto y arrollador.

  • Variantes: Ansiedad, aprensión, temor, preocupación, consternación, inquietud, angustia, desasosiego, incertidumbre, nerviosismo, susto, terror. Si llega a ser una patología se puede convertir en una fobia, o pánico.
  • Historia: Asociado a algo malo que podría pasar, algo querido está en riesgo o se puede llegar a perder algo o a alguien valorado. Es una amenaza de cierre de posibilidades.
  • Oculta: Inseguridad.
  • Positivo: Avisa o protege de que se está en peligro, y al igual que la ira, también prepara para la huida o la lucha.
  • Gestión: Enfrentarse a él, no ocultarlo, ni ignorarlo, y activar, no siendo tan importante el resultado en sí, sino la mera acción.
  • Foco: Se focaliza la atención sobre los aspectos negativos y no positivos sobre las cosas.

Cómo trabajar el Miedo

Algunos consejos de como poder trabajar el miedo son:

  • Aumentar la seguridad. Focalizar en los beneficios que aporta el miedo para substituirlos.
  • Acción. Ocuparse en vez de preocuparse. La acción aporta seguridad.
  • Cambio de diálogo interno. Crear una actitud positiva y visión positiva (actitud mental positiva) y no negativa (utilizar herramientas como reencuadre). Buscar la parte positiva de algo aparentemente negativo.
  • Detener el pensamiento.
    • No prestarle atención de forma deliberada.
    • Acompañar el pensamiento “Basta” con acción física (golpe en la mesa).
    • Distraer la atención con ejercicios sin importancia.
    • Traer un pensamiento positivo que lo haga incompatible.
    • Que podría ocurrir en el peor de los casos, y analizar realmente si es tan malo.
    • Técnicas de relajación.

Diferenciar miedo sano a toxico

El miedo sano es la prudencia que nos advierte de los peligros. El miedo tóxico paraliza decisiones que queríamos tomar y se convierte en una preocupación constante. Lo podríamos validar de la siguiente forma:

  • ¿El miedo te impide tomar decisiones que realmente desearías tomar o solo es una advertencia?
  • Si fueras capaz de imaginarte dentro de varios años ¿Te arrepentirías de la decisión que no eres capaz de tomar por dicho miedo?
  • ¿Es una emoción que es puntual o te está quitando el sueño?

Herramienta para trabajar el miedo. Intención positiva.

Hay muchísimas herramientas, pero si puedo destacar las que a mí me han funcionado serían:

  • Utilización de los silencios.
  • Preguntas sobre un “Miedo limitante”
    • ¿Qué es lo que quiere conseguir la emoción?
    • ¿De qué te protege?
    • ¿Qué quiere hacerte ver?
    • ¿Qué ha hecho de positivo por tí?
    • ¿Qué ganabas en el pasado, cuando comenzó a manifestarse?
  • Diálogo interior:
    • Una vez encontrada la intención positiva, invitar a construir una frase en positivo.
    • Sé que quieres protegerme y brindarme seguridad, ahora ya me siento seguro y protegido, te doy las gracias.
    • Repite esta frase cuando surja el miedo.
    • ¿Qué te aportará de positivo para ti, este nuevo pensamiento?
    • ¿De quién depende incorporar este nuevo pensamiento en tu vida?
    • ¿A quiénes y de qué manera puede afectar este nuevo pensamiento?
    • ¿Hay alguna situación en la cual este nuevo pensamiento puede tener efectos negativos?

Preguntas para gestionar el Miedo.

Otras preguntas interesantes pueden ser:

  • ¿Qué te asusta de esta situación?
  • ¿Qué te da temor?
  • ¿Qué podría suceder?
  • ¿Qué cosa o situación valiosa sientes o piensas que está en riesgo?
  • ¿Cuáles son las condiciones que te hacen pensar que es posible que eso suceda?
  • ¿Te ha pasado algo parecido antes?
  • ¿Cómo se resolvió esa situación?
  • ¿Qué consecuencias tuvo?
  • ¿Qué podrías hacer para evitar que esto temido ocurra?
  • ¿Qué acciones podrías desarrollar para minimizar el impacto si eso ocurriera?

Tristeza

Coach, nunca intentarás reprimir el sentimiento de tu cliente, sino de exteriorizar y de expandir la conciencia !!!!

  • Variantes: Aflicción, pena, desconsuelo, pesimismo, melancolía, autocompasión, soledad, desaliento, desesperación, y en caso patológico depresión grave.
  • Historia: Se ha perdido algo o alguien importante o que su necesidad de afecto y amor no está atendida.
  • Emoción: Se prepara para retirarse y llorar o disminuir el ritmo vital para asimilar una pérdida.
  • Gestión: Expresar y dejar expresar la misma (no decir, no llores) y dar o facilitar protección, siendo el contacto físico uno de los factores que aportan una mayor protección (mano sobre un hombro).
  • Secundarias: Falsa alegría, falsa rabia o resentimiento, ansiedad.

Preguntas para gestionar la tristeza

Aunque hay infinitas preguntas, te dejo las que a mí me suelen funcionar:

  • ¿Qué situación te entristece?
  • ¿Qué sientes que perdiste?
  • ¿Qué posibilidad piensas que se cerró?
  • ¿Qué valor tenía eso para ti?
  • ¿Tienes posibilidades de recuperarlo?
  • ¿Qué deberías hacer si eso fuera posible?
  • ¿Qué te ayudaría a procesar y trascender este estado?
  • ¿Qué te lo impide?

Fin

Toda emoción tiene siempre una intención positiva y trata de protegernos de algo o de alguien, y aparece porque hay una necesidad no atendida.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *