Estados de un equipo. Tuckman
PragmaticAgileCoach

Como saber si tu equipo mejora

Resumen del modelo de Tuckman

Como saber si tu equipo mejora, comorrrrrr. Todos los equipos progresan a través de las fases del modelo de Tuckman, algunos más rápidos, y otros más lentos.

Algunos equipos se quedan estancados en una fase particular, generalmente en la “fase de conflictos” o la «fase de normalización«, cuando los conflictos clave no son resueltos.

Los cambios en la composición del equipo, incluso si se trata de una sola persona, generalmente hace que el equipo regrese a la «fase de normalización«. Una poderosa razón para no meterse con la composición del equipo demasiado a menudo. El tiempo que necesita un equipo para progresar a través de las etapas depende en gran medida de factores intrínsecos del equipo, asi como de factores externos.

El modelo Tuckman es muy útil, ya que ayuda al equipo a comprender qué está sucediendo y qué necesita el equipo para continuar. Es importante no presionar a un equipo a ir cubriendo las diferentes fases cuanto antes. El Coach tiene que ser observador y debe estar atento a lo que está sucediendo en el equipo durante los eventos Scrum. El propio equipo sabrá cuándo está listo para pasar a otra fase a medida que cambie la naturaleza de las discusiones y los conflictos.

Fase de formación (Forming):

En esta primera fase, el equipo está más preocupado por su razón de ser. ¿Por qué están juntos? ¿Cuál es el propósito del equipo? ¿Qué tareas se supone que el equipo debe recoger?.

En esta fase, las personas por lo general todavía no están familiarizadas entre sí. Todavía falta la sensación de seguridad que viene con la familiaridad, lo que significa que las críticas, las irritaciones, las dudas y las incertidumbres aún no se expresan abiertamente.

Las personas en esta fase tienden a centrarse en la tarea en cuestión y en lo que se espera de ellos. En esta fase, las personas generalmente no se sienten parte de un equipo todavía. El mejor rol para el Coach es el de maestro. Asegúrese que la gente sepa qué hacer y proporcione claridad sobre el propósito y la estructura (inicial).

Fase de conflicto (Storming):

Cuando el equipo comienza a conocerse y formarse, se va generando una sensación de familiaridad y seguridad dentro del equipo, y las personas se sienten más cómodas entre sí.

En esta fase, hay apertura para expresar dudas, preocupaciones y las frustraciones crece. Surgen los primeros conflictos. Inicialmente, los conflictos se centrarán principalmente en las tareas (‘¿quién hará qué?’, ‘¿Cómo haremos esto?’), etc,

A medida que aumenta la familiaridad, surgirán pequeñas irritaciones entre los miembros. Este es un resultado natural de las diferencias entre lo que los miembros esperan de sí mismos, entre sí y con el equipo. Ten en cuenta que los conflictos pueden ser activos (las personas los expresan) o pasivos (resistencia o retirada).

Esta fase es crítica en el desarrollo del equipo. Si se les da la oportunidad suficiente para resolver conflictos de manera constructiva, el equipo aprenderá a confiar el uno en el otro. Tratar de atajar esta fase cubriendo los conflictos o ignorándolos, es lo peor que podrías hacer. El mejor papel para el Coach es el de entrenador. No resuelvas los conflictos para el equipo, pero ayúdales a identificarlos y que los resuelvan ellos mismos.

Fase de normalización (Norming):

Si los conflictos que surgen durante la fase de storming son tratados de manera constructiva y segura, el equipo pasa a la fase de normalización. El enfoque de esta fase es encontrar un equilibrio entre lo que los miembros esperan de cada uno y el equipo. Esto tiene que ver con aspectos del trabajo (calidad, velocidad, minuciosidad,etc) y cómo se comportan las personas (normas sociales). En otras palabras, el equipo está de acuerdo con las normas, valores y reglas que rigen su trabajo como equipo.

Durante la ‘fase de normalización‘, las discusiones se orientan más hacia las tareas. Esto es muy parecido a lo que sucede en la fase de formación, pero teniendo en cuenta las normas que el equipo ha establecido. Esta es la fase en la que las personas comienzan a sentirse verdaderamente parte del equipo y son leales a él. El mejor papel a desempeñar como Coach es el de mentor.

Fase de ejecución (Performing):

Ahora que hay seguridad en el equipo, y un sentido compartido de lo que es importante y lo que no lo es, el equipo puede trabajar juntos de manera constructiva.

En esta fase, las personas se vuelven más flexibles en su función y en lo que hacen. La auto-organización se hace más evidente, y se aceptan los cambios de una forma natural. Las personas del equipo por lo común, tienen el coraje de salir de su zona de confort.

El miedo o el fracaso y los errores se han disuelto en su mayoría. Aunque las discusiones orientadas a la tarea son (y seguirán siendo) comunes, el ambiente general dentro del equipo es positivo y constructivo. El mejor papel para el Coach es el de asesor. El equipo es perfectamente capaz de resolver la mayoría de los problemas por sí mismos, pero les ayuda a encontrar las mejores soluciones;